Dienstag, 25. August 2009

El cuello de la camisa comienza ha apretar a van Gaal

La Bundesliga apenas ha comenzado, tan sólo han sido tres jornadas las que se han disputado del campeonato alemán y ya se encuentra el Bayern de van Gaal a punto de entrar en el ojo del huracán.
Dos empates (en Hoffenheim y en casa contra el Werder) y una derrota (en Mainz) han convertido en este inicio liguero del equipo bávaro en uno de los peores de los últimos años. Y el próximo fin de semana el Bayern se enfrentará al vigente campeón, el Wolfsburg.
Conociendo la fuerza de los medios en München, y la enorme presión que mismamente ejerce la planta noble del Bayern, podemos afirmar que el crédito de van Gaal se está poniendo en tela de juicio, cada vez con mayor insistencia. Además una actitud bastante arrogante en alguna rueda de prensa no ha ayudado a mejorar la imagen del técnico holandés.
Se esperaba un comienzo sin buén juego, pero desde el primer momento que pelease por los puestos de cabeza.
Cuáles están siendo las razones de este desafortunado comienzo? Son varias.
- Por un lado la falta de acoplamiento de los nuevos jugadores del Bayern: Gómez, Timoschuk, Braafheid, Pranjic, Badstuber, Olic, Baumjohan... era evidente que tantos jugadores nuevos necesitaban un tiempo para acoplarse a jugar juntos y que no estén preparados para el inicio de liga se debe anotar al debe del entrenador. Que el sistema no esté asimilado es otro punto para anotar en la cuenta de van Gaal.
- La marcha de Lucio y Ze Roberto ha dejado muy debil el balance defensivo del equipo. La pareja van Buyten-Badstuber se ha mostrado "bizcochable" y Timoschuk no acaba de sentirse a gusto en el pivote.
- Falta un organizador de juego. Al ataque del Bayern le faltan ideas. En los tres partidos se ha repetido como tónica la falta de creatividad y el apenas generar ocasiones. El balón no llega en buenas condiciones a la zona de ataque.
- Sin Ribery el Bayern baja varios enteros. La lesión del francés deja al Bayern sin la explosividad y sin la chispa que ya de por sí adolece el sistema de van Gaal.
- El debate de la porteria sigue abierto. Rensing sigue fallando más que una escopeta de feria.
Todo esto ha generado muchas, muchisimas interrogantes en el proyecto del entrenador holandés y por ello la dirección deportiva se ha puesto rápidamente a buscar una solución en el mercado. Tres nombres han salido de nuevo a la palestra: los holandeses Van der Vaart y Robben y el portero de la Mannschaft Robert Enke.
Lo que es seguro es que el Bayern necesita resultados positivos y a la voz de ya. Si en las próximas tres jornadas van Gaal no ha logrado estabilizar el rumbo del Bayern, estoy seguro que al entrenador holandés le esperarán muchisimas turbulencias por München... Bién lo sabe Klinsmann.

Kommentare:

  1. El Bayern esta fatal, e tenido oportunidad de ver sus partidos y me a decepcionado, y tampoco es que tenga un super equipazo, y lo peor de todo es que algunos medios alemanes creen o esperan que el Bayern pueda estar luchando por la Champions...en fin. Me encanta tu blog, me gusta mucho la bundesliga y veo varios partidos todas las jornadas, en especial el Wolfsburgo y el Werder Bremen(soy un apasionado de Özil), te agrego a mi lista de blogs, un saludo crack!!

    http://planetafutbol88.blogspot.com/

    AntwortenLöschen
  2. Exhaustivo análisis. Coincido en que la baja de Ribery es fundamental.

    Saludos de Buenos Aires.

    AntwortenLöschen
  3. Está claro que la baja de Ribery es más que clave, pero a mi Van Gaal no me convence para nada a pesar de lo que dice mucha gente, para mi es un entrenador demasiado cuadriculado. Buen artículo.
    Un saludo.
    http://neighborhoodfootball.blogspot.com/

    AntwortenLöschen