Donnerstag, 4. März 2010

Mucho trabajo por delante para Löw

A falta de 100 dias del Mundial no parece que vaya a ser fácil la tarea que espera a Joachim Löw.
Ayer pude ver el partido amistoso que enfrentó a los combinados de Alemania y Argentina.
Con vistas al equipo teutón, se pudo ver que prácticamente ninguna linea funcionó correctamente. En cuanto a la albiceleste me pareció un equipo bién armado, aguerrido y si bién le faltó ayer chispa para haber sentenciado el partido con un marcador más claro (un 0-2 o incluso 0-3 no hubiese sorprendido a ningún espectador), le sobra oficio para llevarse partidos como el de ayer.
En cuanto a la Nationalmannschaft que es lo que nos ocupa en este blog, pasemos a analizar el porqué de la pobre imagen dejada ayer en München.
- Sistema: Löw se decantó por el 4-2-3-1 que ya vino usando en la fase final de la Eurocopa. Ayer el sistema con los jugadores que salieron de inicio fue una puro fiasco. Ni se logró mayor presión en el centro de campo, ni hubo llegada a puerta desde segunda linea, ni se vió reforzado el sistema defensivo. De hecho, a partir del minuto 65 con el cambio al clásico 4-4-2 fué cuando Alemania empezó a acercarse al área argentina.
- Equipo titular: Salieron al cesped del Allianz Arena los siguientes jugadores:
Adler; Boateng-Mertesacker-Tasci-Lahm; Ballack-Schweinsteiger; Müller-Özil-Podolski; Klose
En la porteria la apuesta de Löw por René Adler no se vió reforzada por la actuación de éste, pues el portero del Bayer Leverkusen estuvo muy nervioso y tuvo dos claros fallos en su cuenta. El primero de ellos ocasionó el 0-1, y es que si un portero sale de su área es porque está seguro que va a alcanzar la pelota, si no ... que aguante el tipo en el área e intente cerrar el ángulo de tiro. No lo hizo, se precipitó e Higuain le superó con habilidad en su salida para marcar el gol de la victoria argentina. Su segundo grave error se produjo a balón parado cuando no acertó a despejar y por suerte el balón rematado en semi fallo por Burdisso sólo alcanzó la madera. Demasiados fallos, y no recuerdo ninguna actuación destacada suya.
La defensa no se puede decir que brillase en la tarde de ayer. Tasci demostró ayer que no está a la altura de ser a dia de hoy el central que acompañe a Mertesacker en el centro de la defensa. Inseguro, fallón y superado siempre en la marca, el central del Stuttgart podría ser en teoría por su velocidad el complemento ideal del espigado central del Werder, pero ayer no lo fué. Mertesacker tampoco estuvo tan fiable como nos tiene acostumbrados y al no ser rápido, jugadas como la del 0-1 le dejan en evidencia. De los laterales: Boateng estuvo gris aunque viendo a sus compañeros de linea no es mal bagaje. Lahm tampoco estuvo fino. Por su banda se prodigó tanto Messi como Gutiérrez y prácticamente sin ayudas ni de Tasci ni de Podolski se vió superado en muchas ocasiones.
Si la defensa estuvo desacertada ayer, el centro del campo estuvo desaparecido. En primer lugar, el doble pivote formado por Ballack y Schweinsteiger perdió la batalla casi desde el principio ante la pareja mucho más aguerrida que formaban Mascherano y Verón. Löw apostó por situar a Schweinsteiger como pareja de Ballack, pero ante equipos con un centro del campo tan fuerte esta opción no va a funcionar en 99 ocasiones de cada 100. Ni Schweinsteiger tiene la capacidad defensiva suficiente para aguantar la presión que se requiere, ni luego la rapidez de pensamiento necesaria para organizar el juego de ataque del equipo. Es exáctamente el mismo problema que se le viene achacando al Bayern. Contra equipos pequeños esta solución es viable, pero ante equipos que te juegan de tú a tú no. Con la salida de Khedira por Schweinsteiger se mejoró algo y se ganó en posesión de balón, pero también es cierto que Argentina había ya dado un paso atrás deliverado.
En segundo lugar el trio de ataque Müller-Özil-Podolski estuvo absolutamente desaparecido. Las bandas en ningún momento se usaron como medio de ataque y de Özil no vimos absolutamente nada. Me decepcionaron completamente los tres, sin paliativos. Müller debutaba y por eso le dejaremos un poco más al margen. Pero en especial me decepcionó Özil, del que espero mucho más por su calidad y Podolski que al igual que en la Bundesliga es una sombra del que conociamos. Como única explicación, puedo imaginar que con unas bandas formadas por Müller y Podolski no se puede esperar que actuén como extremos pero sí que lleguen desde segunda linea, desde afuera hacia el interior. Al faltar el balón, ese peligro se convierte sólo en mera teoría. También participó en el partido Kroos sustituyendo a Müller por la derecha pero con pocos minutos por delante también pasó desapercibido.
Por último llegamos a la delantera. La primera parte la jugó Klose, que estuvo batallador pero sin fortuna. Apenas le llegaron balones en buenas condiciones y siempre se vió en clara inferioridad numérica. Esta tendencia no se cambió en la segunda parte con la entrada de Gómez por Klose. Voluntarioso pero sin acierto. A partir del minuto 65 cambió visiblemente la sensación de peligro que generaba el equipo teutón al sacar Löw a Cacau por Özil. Ya con dos puntas sobre el terreno de juego y precisamente con una pareja que se conoce a la perfección pareció dar el equipo alemán un paso adelante. De hecho fue Cacau el primero en tirar a puerta del arquero argentino tras una combinación con Gómez (en el minuto 77!!!).
En general, muy poco para lo que se espera de un equipo que parte como uno de los favoritos para el Mundial de Sudáfrica. Joachim Löw aún tiene tiempo para ajustar las posiciones, el sistema de juego y elegir a los hombres adecuados. Pero bién es cierto que el trabajo para ello va a ser enorme.

Kommentare:

  1. La selección alemana al final siempre hace buenos torneos, a la Euro llegó a la final sin ir más lejos.

    Aunque con el paso del tiempo el relevo generacional no esta siendo del todo bueno para sus intereses

    AntwortenLöschen
  2. En primer lugar, ehnorabuena por el blog. Ésta última entrada me ha parecido fantástica.

    Y bueno, con respecto a Alemania, pues yo creo que es lo mismo de siempre. Nunca convencen, nunca transmiten fiabilidad... pero luego llega una fase final de un campeonato, y se transforman. 2002, 2006, 2008... Alemania siempre está ahí, aunque es cierto que cada vez la veo más floja. De todas formas, parece que las tres estrellas que llevan en la camiseta dan al jugador teutón ese plus de calidad que les hace ser siempre más competitivos. Fíjate que parte como clara favorita de su grupo, y luego en octavos, si quedar primera de grupo, tampoco tendría un cruce peligroso...

    Un saludo de la gazzettadelxavi.

    www.gazzettadelxavi.blogspot.com

    AntwortenLöschen
  3. realmente la imagen que dejo alemania frente a argentina no fue la mejor, pero tambien jugo probando viendo que tiene y que no para el mundial con una seleccion como la nuestra, que supuestamente puso lo mejor que tiene y lo que va a ir al mundial, pero con laburo y una identidad de juego vana lograr ser candidatos no solo por historia sinopor nombres y actualidad, teinvito a visitar mi blog un saludo

    AntwortenLöschen
  4. Muchas gracias por vuestros comentarios.
    Es cierto que este amistoso fue sólo una prueba, y que si no recuerdo mal antes del último mundial Alemania experimentó otra debacle en casa ante Italia y al final...quedaron terceros.
    Pero las sensaciones no fueron el miércoles pasado buenas en ninguna linea y eso es más preocupante. Nada definitivo, pero sí preocupante.
    En cuanto a la mentalidad: Alemania es una selección distinta al resto. La Mannschaft es siempre más fuerte a la suma de sus individualidades. Como bloque siempre funcionan. Ellos saben a lo que juegan y su filosofia de entender el fútbol nunca ha cambiado. Pase lo que pase de aquí al principio del Mundial, Alemania siempre es un candidato a tener en cuenta.
    Saludos

    AntwortenLöschen