Samstag, 11. April 2009

La silla de Klinsmann empieza a temblar

Los que el miercoles vimos el partido de ida de los cuartos de final de la Champions entre entre el Barcelona y el Bayern comprenderemos que los máximos mandatarios del Bayern no estén muy contentos precisamente. Hay muchos adjetivos para calificar el partido del miercoles, pero por parte del campeón bávaro se pueden resumir en: debacle en el camp nou, humillación o simplemente una lección de fútbol en toda regla. Con ello salvo milagro la suerte del Bayern en la máxima competición está echada. Y lo peor de todo, es que los que venimos siguiendo la Bundesliga en la presente temporada ya lo veniamos intuyendo. Este Bayern de Klinsmann no es el de otras temporadas, parece cabalgar entre dos aguas, ni es carne ni pescado. Las críticas son muy dispares, pero se generalizan en un juego en ataque que se produce más bién debido a la calidad de sus jugadores que a cualquier otro planteamineto táctico y a una endeblez defensiva impropia de un Bayern München. Es digno de mencionar que tras pasadas temporadas con Magath y Hitzfeld, donde fue la defensa la base para la consecución de los éxitos, en esta temporada los 36 goles encajados hasta el momento son demasiados. Pero por ejemplo son los mismos tantos que ha encajado el Werder, que ha sido ampliamente criticado precisamente por eso, o un gol menos que el Köln o dos menos que el Arminia Bielefeld. Pues bién, las reacciones de la sección noble del Bayern no se ha hecho esperar y ya en el vuelo de vuelta de Barcelona a München se produjo una "calentita" reunión de crisis entre Rummenigge, Hoeness, Beckenbauer y el propio Klinsmann en el que se le dio al entrenador un ultimatun. El Bayern no se puede permitir dar esta imagen por Europa y si no se endereza el rumbo en la Bundesliga, los dias de Jürgen Klinsmann están contados y puede que si hoy no se le gane al Eintracht en casa, los acontecimientos se precipiten antes de lo pensado. Esperaremos acontecimientos.

Kommentare:

  1. Se salvará si gana la Bundesliga. Un abrazo

    AntwortenLöschen
  2. Y lo querian para el Liverpool, estos yankis...

    Nunca me ha gustado mucho, tacticamente muy incorrecto.

    AntwortenLöschen
  3. Con el 4-0 del sabado contra el Eintracht ha vuelto a coger aire, pero su sustituto interino ya tenia nombre: Breitner.

    AntwortenLöschen