Freitag, 11. März 2011

El Bayern: crónica de una crisis

Salvo sopresa monumental en la Champions League, el Bayern München ha tirado la presente temporada en apenas 10 dias. No hace dos semanas que el campeón bávaro se imponía por 0-1 al Inter de Milán y la prensa germana se deshacía en elogios hacía el Bayern. Los medios más sensacionalistas daban incluso a los de München como serios candidatos para el triplete (Liga, Pokal e incluso Champions League) .

Tres partidos más tarde, este Bayern parece un juguete roto. Dos títulos ya se han esfumado e incluso el objetívo mínimo de alcanzar plaza Champions en la Bundesliga se antoja a estas alturas complicada. Van Gaal estuvo hasta a punto de ser destituido en esta semana y si no se concretó fué porque no se ha tenido una alternativa que convenciera a la planta noble del Bayern. De todas formas el holandés abandonará München a finales de temporada, un año antes de los acordado en su contrato.

Qué tipo de terremoto ha pasado por München? Cuáles son las causas de esta crisis?

Comencemos en orden cronológico:

Tras el partido contra el Inter se enfrentaba el Bayern en la J24 al actúal lider de la Bundesliga, el BVB de Jürgen Klopp. Hoeneß usó de nuevo a la prensa con el objetivo de meter presión mediática al Borussia. Esta táctica es bién conocida en la Bundesliga y el Bayern suele hacer uso de ella en los momentos cruciales de campeonato. Los de Baviera dudaban que el BVB pudiese aguantar la presión y afirmaban que ellos eran de lejos el mejor equipo alemán y que acabarían ganando la Bundesliga. Repito, una táctica que no es inusual en el Bayern. El Borussia callaba.
Pero esta vez el tiro les salió al Bayern por la culata. El BVB de Klopp le dió un repaso de muy señor mio al Bayern de Van Gaal en München. Ni presión, ni prensa, ni historias, el Borussia imprimió un ritmo de juego altísimo y el Bayern ni les vió venir (1-3). Además, Klopp supo encontrar el método para bloquear el ataque del Bayern: taponar por completo las bandas, a despecho de dejar más despejado el centro. Con las ayudas de Bender, Sahin y de los interiores tanto Ribery como Robben tenían siempre dos o tres jugadores encima. De esta forma tan sencilla el Bayern se ahogó. Sin un plan alternativo, el Bayern no supo encontrar otro camino hacia la porteria del BVB. El sistema encorsetado de Van Gaal fué su perdición.

Apenas 72 horas después del varapalo en casa ante el Borussia, el Bayern se enfrentó en semifinales de Pokal al Schalke04. De nuevo con el factor cancha a favor del Bayern. La liga se veía ya mucho más inalcanzable y el título de copa alemán se antojaba en este caso una obligación. Enfrente, el Schalke de Magath y Raúl. De nuevo en las horas previas la maquinaría de la prensa deportiva via Munich intentó meter presión a los "Königsblau", esta vez en la persona de su portero Neuer. Beckenbauer ya ha afirmado en varias ocasiones que ve a Neuer en la portería del Bayern para el futuro, Magath evidentemente prefiere que de irse Neuer, elija alguna de las ofertas de los equipos de la Premier (Manchester Utd. y Chelsea) a que refuerce al Bayern. Y mientras el fenomenal guardameta no se acaba de pronunciar al respecto. Van Gaal parece que no aprendió de la derrota ante el BVB, Magath por contra tomó muy buena nota y volvió a repetir la táctica del BVB. El limitado Schalke no podía poner la calidad ofensiva del Borussia sobre el tapete, por eso Magath se decidió a taponar el medio campo con hasta cuatro medio centros en su once inicial. De nuevo el Bayern cayó con justicia (0-1), presa de su falta de alternativas. Mucho se ha hablado de "Robbery", pero parece que en estos momentos estos dos jugadores reducen el rendimiento del resto del equipo. Conclusión: otro título que se esfumaba.

Ya el pasado fin de semana, el Bayern viajaba a Hannover. Un equipo mucho más modesto que los anteriores pero en buén estado de forma. Su entrenador, Mirko Slomka, había aprendido de los partidos anteriores y volvió a repetir el mismo esquema que sus colegas Klopp y Magath. Por contra Van Gaal no parece que se haya enterado aún de la película. Resultado: 3-1, con bochorno incluido al Bayern que ve que la ya no sólo se pierde el título sino que peligra muy seriamente conseguir el objtivo mínimo que es plaza Champions. Era digno de ver la cara de enfado de Hoeneß y Rummenige en el palco. Parecía que se les llevaban los demonios. Y no es para menos...

La relación Van Gaal - Jugadores haya ya meses que es un desastre. El estilo autoritario del holandés nunca gustó en München, pero el año pasado los éxitos llegaron y con ellos los jugadores pudieron "olvidar" el trato del técnico. Pero era cuestión de tiempo, y en cuanto la suerte vino mal dada, fueron los propios jugadores los que primero saltaron en contra de ese trato. Un ejemplo es la implantación en esta temporada de un analista con el objeto que mediante sesiones de vídeo los jugadores aprendan de sus errores, pero dichas sesiones prácticamente se han convertido en un "linchamiento" de determinados jugadores.
Si ya el trato no es bueno, lo que ni jugadores ni staff directivo pueden entender del holandés, son sus planteaminetos tácticos. El holandés gusta de llamarse a si mismo un genio. Pero sinceramente no creo que exista nadie en el fútbol que entienda sus elecciones, salvo que se llame Van Gaal.
Meros ejemplos es su empecinamiento en el mismo sistema de juego, aunque sea evidente que ya no funciona. U otro más sangrante la decisión del medio centro. Pide que se le de la baja a Van Bommel y en su lugar se trae a Luiz Gustavo (17 Mio.€) en diciembre. Para luego poner al brasileño de lateral izquierdo y a Pranjic (que es lateral zurdo) ponerlo de medio centro. Y no en un sólo partido, sino toda la segunda vuelta. O poner a Tymoschuck de central en vez del centro del campo, o apostar por un portero del filial antes del partido más importante de la temporada. Lo más curioso es la reacción posterior de Van Gaal: si la jugada sale bién, es un decisión del entrenador sólo propia de genios; si sale mal, son los jugadores los que han perdido el partido.
Entiendo que decisiones rocambolescas como estas saquen de sus casillas a cualquier plantilla / director deportivo / presidente ... y ya conocemos el caracter de Hoeneß.
Por eso a nadie extrañó que esta semana se diese a conocer que Van Gaal saldría del Bayern en verano, aunque yo apostaría que si los resultados siguen siendo malos, el holandés no acabe la temporada sentado en el banquillo del camapeón bávaro. Todo será cuestión de tiempo y de encontrar un sustituto adecuado.

Kommentare:

  1. Le queda poco tiempo en el banquillo bávaro.
    Todo dependerá del pase a cuartos en Europa. Al menos esta competición la tiene de cara.
    Sludos.

    AntwortenLöschen
  2. En breve se ira,ya ayer cayo en Champions.
    El Bayern sin titulos de nuevo,y esta complicado que se meta en Champions este año.

    B.Germania,¿Como ves al Stuttgart ultimamente?Han mejorado bastante en defensa,y sobre todo en solidaridad,al menos ahora juegan como equipo,y en ataque hacen lo que pueden con tanta lesion.Se comento hace poco que Fredi Bobic dijo que habia 2 jugadores cerrados para verano si el equipo no descendia,por acabar contrato.¿Sabes de quien se podria tratar?.

    La gente comenta que serian Ibrahima Traore,al que ya estuvieron a punto de fichar en verano,y el otro Tunay Torun,jugador que Labaddia ya tuvo a sus ordenes en el hamburgo,en caso de ser ellos¿Que opinion tienes de ellos?

    Por cierto,Harnik al final te ha quitado la razon,jejeje,en verano dijiste que vendria solo para banquillo y aportar su pequeño granito,y con 15 goles en todas las competiciones,es el pichichi del equipo,y jugando bastante bien:)

    Un saludo y sigue asi¡¡

    AntwortenLöschen
  3. El Stuttgart ha mejorado. No es ningún cambio radical, pero soy optimista en cuanto a su salvación. Veo a equipos en mucho peor situación (Gladbach, St. Pauli, FCK o Eintracht).
    Sobre fichajes no he escuchado nada nuevo aparte de lo que tu comentas. Quizás algo vago en torno del medio Sahan del Duisburg, que sería un jugador interesante.
    Sobre Harnik me alegro de no haber acertado del todo. Pues era un jugador que prometia pero le faltaba regularidad.
    Aunque que él con 8 tantos sea el máximo goleador del equipo no habla precisamente bién de la delantera del VfB.
    Saludos desde Alemania,
    BG

    AntwortenLöschen